Martes Ago 20

Los Ronaldos

los RonaldosQue los ochenta han entrado a formar parte del imaginario español como uno de los momentos más creativos en cuanto a la música pop se refiere es de todos sabido. Su reivindicación es todo un hecho y su vigencia se renueva a diario con nuevas reediciones de discos, la publicación de innumerables recopilatorios, amén del anuncio de nuevas reapariciones de grupos. Los últimos en anunciar su regreso han sido los madrileños Ronaldos liderados por el sin par Coque Malla.
Los Ronaldos formaron parte de la segunda generación de grupos madrileños que surgieron tras la movida, a la par que gente como Enemigos, Desperados, La Frontera o Sex Museum. Frente a sus hermanos mayores, esta segunda generación se mostró más aguerrida en lo musical. Además de abrazar con entusiasmo los principios básicos del rock´n´roll, enlazando con la tradición rollingstoniana hispano parlante que una década atrás habían popularizado en España algunos de los artistas de la escudería Chapa Records, como Tequila y Moris, Los Ronaldos hicieron del sonido de guitarras su principal elemento identificador. De entre todos, Los Ronaldos fueron quienes supieron catalizar de inmediato la atención de un público joven ávido de nuevas propuestas con su rock fresco y juguetón. Lo cierto es que su irrupción en la escena musical española constituyó todo un acontecimiento gracias a un disco, Los Ronaldos, aparecido en 1987, que contenía una colección de temas directos e inapelables que rápidamente pasaron a convertirse en himnos generacionales. Canciones como Si os Vais, Quiero Más, Me Gustan las Cerezas, etc, son canciones potentes, directas, llenas de riffs stonianos que no dejan indiferente a nadie.

Con su siguiente disco, Saca la Lengua (1988), Los Ronaldos consiguen encaramarse al éxito abundando en la fórmula de su primer disco: letras descaradas, riffs descarnados y actitud vacilona. El grupo pasa de tocar en los bares de Malasaña a los grandes escenarios gracias a su rock-pop arrollador e insolente.

Con su siguiente disco Sabor Salado (1990) el grupo trata de renovar su propuesta incorporando nuevos matices y arreglos que les lleva a juguetear con el funk o los ritmos latinos.

Con su siguiente disco 0 (1992), Los Ronaldos trataron de reflejar la madurez del grupo ofreciendo un disco de tono conceptual. Para ello apelan a las reminiscencias beatlenianas y el pop psicodélico, incluyen partes instrumentales y dan al disco un tratamiento atmosférico que lastra las canciones desposeyéndolas de ese tono directo y fresco que había sido la carta de identidad del grupo. Para algunos es el momento de máximo esplendor creativo del grupo, pero el que debía ser el disco definitivo de Los Ronaldos no tuvo el éxito de ventas esperado.

Tras el fracaso de 0, Los Ronaldos vuelven en 1994 con Idiota un disco que se graba en medio de la descomposición del grupo, lo que se nota en demasía. En él el grupo se decanta por los sonidos más negros (encontramos guiños al rap, el funk, el reggae, incluso la rumba) pero el resultado es imperfecto y disperso.

El epílogo a la breve y brillante carrera del grupo la pone, como no podía ser menos, un disco en directo Quiero que Estemos Cerca (1996). Un disco que no acaba de recoger toda la capacidad de transmisión escénica que el grupo poseía en directo, pero que sirvió para reconciliarse con su público.

El cuarteto madrileño decidió separarse en 1998, poco después de la edición del directo (Quiero que Estemos Cerca) que les sirvió de despedida. De hecho, a esas alturas ya sólo quedaban tres de los miembros originales, pues el batería Ricardo Moreno ya se había ido y fue sustituido por Daniel Parra. Durante estos años, ninguno de Los Ronaldos ha dejado de tocar: Coque Malla ha editado discos en solitario, Moreno ha estado con Mastretta, Fangoria, Josele, etc, y los Luises (García y Martín, bajista y guitarrista, respectivamente) lo hicieron en el grupo Respect.

Un homenaje que recibieron en la sala Siroco en 2001 fue el detonante de su reunión sobre un escenario, que se cristalizó en un concierto en El Sol madrileño, en noviembre de 2004. Después, han seguido actuando por toda España, hasta decidir editar el EP 4 Canciones. Un proceso lento, pues como cuentan Los Ronaldos la filosofía del grupo ahora es “lo que venga, como venga. Con tranquilidad”. Por eso ni siquiera saben aún si este EP tendrá un LP de continuación. Sus únicos planes son editar Cuatro canciones y girar presentándolo.