Viernes Ago 18

Celtas Cortos

Celtas CortosLeón y Radio Nacional de España, el premio era el acceso al codiciado vinilo. Vuelven a ganar y graban junto a otros grupos finalistas Yedra y Agora el disco, que es realmente el primero de Celtas Cortos, aunque tu no lo tengas. Se titula"Así es como suena: folk joven" , el joven grupo toca solo temas instrumentales: "Duendes", "Riaño vivo" y "Buscando el Norte", nunca se puso a la venta y solo se difundió de forma promocional. Por ese entonces Eduardo Pérez López se ofrece como manager del grupo, es aceptado inmediatamente. En este punto además de seguir ampliando el repertorio cada uno de los componentes tuvo que buscarse la vida trabajando. Fernando Gómez no lo ve muy claro y abandona el grupo para meterse de vigilante en Fasa-Renault. Su puesto es ocupado por un historiador en paro, amigo de Nacho Castro que se llama Ignacio Martín. En 1988 graban, con la ayuda de un colega de Almenara y sobretodo de su "cuatro pistas", una maqueta con diez temas. La hacen llegar a todas las dicográficas que son capaces de descubrir a lo largo y ancho de la geografía española. Solo Paco Martín, director de una independiente madrileña recien formada que busca grupos nuevos es quien responde. Firman con Twins y a principios de 1989 graban Salida de emergencia.

El hermanamiento que ha habido desde sus inicios entre el grupo de las Delicias y sus paisanos de Valladolid siempre ha sido de muerte incluso cuando todavía no habían editado Salida de emergencia, su primer Lp. Unos todavía se acordaran de cuando les vieron actuar en el año 88 en el Parque de la Paz del barrio de las Delicias siendo teloneros de grupos que al final no lograron el éxito de las masas. Estamos hablando de cuando telonearon (sí, digo telonearon) a Los Cardíacos y Los Positivos de León en un festival de las Juventudes Comunistas. Ninguno de aquellos tres grupos, incluidos los Celtas había conseguido ningún disco de Oro. Pero los de casa ya eran capaces de ganarse el apoyo incondicional de los de su barrio y ciudad a fuerza de saltos, comentarios, simpatía y de su secreto: música para todos y para todo. Como la música popular, como la música Celta.

Celtas Cortos graba en solo diez días el que es realmente su primer álbum: "Salida de Emergencia", aunque ellos querían llamarlo solamente Celtas Cortos, al final al titulo se añadió "Rock Celta". Con el tiempo se venderían 60.000 copias del disco. La situación económica hacía que todos tuviesen que simultanear trabajo con ensayos y alguna que otra actuación. Luis, el profesor de francés, con familia que mantener y poco sueldo de músico lo fue dejando poco a poco. Es Alberto García quien poco a poco le va sustituyendo, es un músico de conservatorio al que le costo llegar a tocar el violín sin las partituras delante.

Después de estos resultados el grupo se plantea, como modo de marcar la diferencia con los grupos folk y de introducir un elemento nuevo en la mezcla, cantar alguno de los temas; "Si, queríamos una línea irrespetuosa y bastante ácida en contra de determinadas cuestiones. Buscábamos temas anti-imperialistas y anti-mili". Entre febrero y marzo de 1990 aparece"Gente impresentable" . Once temas de los cuales cinco tenían texto, dos himnos como "¿Qué voy a hacer yo?" y "Haz turismo" y en especial un tema que ya no cantan en los conciertos, se lo dejan al público, "La senda del tiempo". En este disco además de letra había una gran variedad de influencias: new age, rap, reggae o incluso hasta heavy en "Hacha de guerra", llegaría a las 180.000 copias vendidas.

Paco Martín tuvo que vender Twins al grupo DRO-GASA, que se lanzan a tope con Celtas Cortos, esta ayuda los llevo a los primeros puestos de las radio-formulas, en el 91 dieron 126 actuaciones y 140 en el 92. En Enero de 1991 les pagaron 700.000 pesetas por tocar, cuando ellos aspiraban a la mitad, en Actual'91, a partir de ahí una subida imparable y durante el 92 tocaron en el New Music Seminar de Nueva York, en la Expo de Sevilla (Quinto centenario ¿de ké?), ante 25.000 personas que pagando los vieron en Las Ventas de Madrid, o 63.000 en las fiestas de la Mercé en Barcelona. El tercer disco"Cuéntame un cuento" lo prepararon en los quince primeros días de Marzo de 1991, en su retiro al pueblo soriano de Abioncillo de Catalañazor, todo se concreto en plena gira, se editó en Noviembre, recibieron el Premio Ondas al grupo revelación de ese año. Este disco bate los récords del grupo vendiendo 300.000 ejemplares. Son trece temas de los que ocho tienen letra, destaca 20 de Abril hermosa canción de amor de perspectivas melódicas que Jesús Cifuentes dedico a unos recuerdos de un refugio en Pirineos.

En 1992 también se produce el encuentro con el grupo británico Oyster Band, fruto del cual sería la colaboración de Jesús en una canción de los ingleses, "Granite years", incluida en su álbum "Deserters". Sin embargo el año acabó con un desgraciado accidente doméstico: Alberto se destroza con los cristales rotos de una ventana de su casa, los tendones flexores, la arteria cubital y el nervio hepímero de su antebrazo derecho. El grupo busca un violinista que sustituya a Alberto, puesto que no parecía que aquello fuese a tener un feliz desenlace. El tesón de Alberto hace descartar esta posibilidad y se asegura en el grupo, por si acaso aprendió a tocar el trombón.

En verano vuelven a Abioncillo de Catalañazor para preparar su cuarto disco, lo graban en el sur de Inglaterra, en los estudios Parkgate, situados en Sussex."Tranquilo majete" sale a principios de diciembre de 1993. Nueve temas cantados y cuatro instrumentales; destacan la que da titulo al disco o la lírica "Carta a Rigoberta Menchú", ese mismo año la multinacional WEA había comprado al Grupo DRO con lo que la promoción del grupo se amplia aún más. Y a partir de ahí ya no hemos encontrado quien los pare: más discos, más conciertos y más música hasta regresar en 1997 a su ciudad natal a grabar un homenaje a sus incondicionales.