Domingo Ago 20

David de Maria

david de mariaDavid Demaría (David Jiménez Pinteño), nació en Jerez de la Frontera (Cádiz) un 20 de enero de 1976 (capricornio). Allí vivía con sus padres, Fernando y Pepi y junto con su hermana Verónica. Sus padres  son Fernando Y Pepi  y tiene una hermana Verónica, fue un niño ni bueno ni malo, estudiar no le gustaba mucho despues de sacarse el graduado se saco el titulo auxiliar en FP Electricidad, dice que era muy poquita cosa y que no ligaba tanto de pequeño, que tenía muchas amigas a las que siempre hacia reir. Como cualquier chico de su edad le gustaban los deportes, hasta que más tarde descubrió la literatura y la poesía y empezó a interesarse por la música.
Con sólo 14 años se inició como cantante y músico en un grupo, "Kelliam 71" con un grupo de amigos (Nene, Sergio, Frank y David), en el que permaneció 6 años. Tocaban versiones de sus grupos favoritos: El Último de la Fila, The Beatles, etc, incluso llegaron a grabar un disco, pero nunca se publicó. Durante aquella época aprendió a tocar la guitarra y adquirió tablas sobre el escenario.

 

    Los primeros meses de ensayo con el grupo le sirven para perder el pudor ante el microfono y atreverse a actuar en directo en su instituto. Es entonces cuando su vocación por la música aparece en toda su magnitud, aprende a tocar la guitarra y empieza a componer por sí mismo letras y músicas. En dos años realizando diversos trabajos consigue ahorrar lo suficiente para hacerse con los primeros aparatos y recibir clases particulares de música.

    Comienzan las primeras grabaciones de maquetas, los conciertos, las entrevistas; aparecen las primeras fans del grupo, y su dedicación a la música se hace casi exclusiva, conociendo los buenos y malos momentos que este mundo suele dar.

    De los malos, para que hablar. Mejor recordar el primer viaje a Madrid para tocar en la discoteca Joy Eslava; el segundo para tocar en salas de gran tradición musical, como Siroco y Silikona. Toda la costa levantina; las principales ciudades andaluzas; las giras en las que podías encontrarte con lo mejor y con lo peor respecto a locales, equipos de sonido y condiciones económicas. La vida de músico. La ilusión y el placer de tocar como única pretensión.

    Creció entre el flamenco más puro y grupos como Led Zeppelín, Pink Floid, The Clash, o los Rolling Stones, y por ellos se siente influenciado junto a grupos y artistas españoles como El Último de la Fila, Mecano, Nacha Pop, o Alejandro Sanz.  Entonces fue cuando decidió seguir su carrera en solitario y abandonar su objetivo de ser bombero como su padre, porque ya por esas fechas la música le había enamorado los sentíos.

    A los 19 años decide probar suerte en solitario y sale a la venta un primer trabajo que lleva por nombre el suyo propio. Al marcharse a Madrid, ya pudo grabar su primer disco que salió a la venta en 1997, con este no obtuvo el éxito esperado, sin embargo Amor multiplicado por dos, fue una de las canciones más escuchadas y con la cual ya David empezó a conquistar nuestros corazones. “David DeMaría”  incluye temas como “Nuestra Historia” y “Aprendiendo a Vivir”.

    Poco después y con la misma escasa repercusión lanza dos nuevos trabajos "Soñar Despierto" (1998) en el que sigue intentando que su esfuerzo se valore y reconozca y "El Color del Destino" (2001) un disco donde se consolida a él mismo, en los que prueba suerte otra vez en solitario con distintas discográficas. Paradójicamente, su primer éxito llega en 2001 de la mano de Los Caños que interpretan un tema suyo llamado “Niña, piensa en ti" el gran éxito multiplatino de Los Caños. Para el siguiente álbum de los gaditanos ha compuesto Sin decirnos nada y Agua de luna, la canción que da título a este segundo disco. Ese mismo año David compuso Lucharé hasta el fin, el segundo single del millonario Operación Triunfo el álbum. David encuentra en componer para otros una salida fructífera a su prolífera capacidad creativa y durante 2002 se dedica a escribir música y letras para gente como David Bustamante “Magia del Corazón”, Alejandro Parreño “Lluvia del Corazón” o incluso varios temas de “Peter Pan, el musical”. En 2003 canciones de David suenan en femenino Amor de veneno para el disco de Chonchi Heredia, Enamorada y Tú de Malú y La huella de tu adiós, primer single del tercer álbum de la sevillana Tamara.

    Es precisamente en este año en el que con su cuarto intento, dando esperanzas a los que se desalientan con lo de “a la tercera va la vencida”, consigue ser disco de oro vendiendo más de 50.000 copias. Para la grabación de “Sin miedo a Perder” cuenta con músicos que le han acompañado siempre como David Santiesteban o Clemente Ferrari y con la producción de Pablo Pinilla.

    Por fin en el 2003 con mucha constancia ha conseguido hacer realidad sus sueños en “Sin miedo a perder” donde demuestra su evolución tanto profesional como personalmente y nos muestra ese cambio de look al cortarse la melena. En este disco podemos encontrar doce canciones inspiradas en el desamor, con toques del sur (su tierra) y donde David deja al descubierto su sencillez, romanticismo y sensibilidad. Algunas de la canciones que podemos encontrar son Cada vez que estoy sin ti, Sin miedo a perder, La chica de las botas rojas y Aviones Plateados, la cual pertenece al Último de la Fila y que canta junto a Antonio Orozco, además de incluir su versión de Niña piensa en ti.

    David DeMaría puede presumir de tener ya una sólida carrera a sus espaldas, con varios discos ya editados y, lo que es más importante, se ha convertido en el autor más cotizado del momento, lo que en Estados Unidos llaman un "hitmaker".

    "Barcos de papel" es el nuevo y más esperado disco de David De María. Después del éxito conseguido con su anterior trabajo discográfico, "Sin miedo a perder", con el que rozó el disco de platino (más de 90.000 copias), el cantante, músico y compositor jerezano regresa a nuestras vidas regalándonos su mejor disco hasta la fecha.

    Producido por él mismo junto a su productor habitual, Pablo Pinilla y grabado entre Madrid y Roma, "Barcos de papel" está formado por 12 nuevas canciones escritas durante la gira de conciertos y promoción de su anterior álbum, con las que conseguirá la confirmación definitiva como uno de los más importantes autores de este país. Baladas emocionantes como "Precisamente ahora", el primer sencillo extraído del disco, "El callejón del duende" o "He dejado de creer". Temas con aires flamencos como "Barcos de papel", canción que da título al disco, o "Mi trocito de vida" y temas pop de una calidad irrefutable como "La ciudad perdida" o "Sin trampa ni cartón". Un disco hecho desde el corazón, con la única intención de llegar a los corazones de todos los que lo escuchen.

    El disco se edita en dos versiones distintas, una sencilla (CD) y una edición de lujo digipack doble (CD + DVD) incluyendo más de una hora y media de imágenes inéditas de David (videoclip del primer single, como se hizo el disco y el videoclip y un documental con el que podrás conocer mejor la trayectoria personal y profesional del artista).